Era de esperarse: polémica racial por la Cleopatra de Gal Gadot

Hollywood se ha convertido en un hervidero antirracista. Nada de lo que se haga en las producciones actuales del gigante del cine mundial, pasa desapercibido a las minuciosas revisiones de los movimientos igualitarios. En esta red también cayó la nueva Cleopatra.

Gal Gadot, en su inocencia, estaría muy feliz al aceptar interpretar nuevamente en el cine a la reina de Egipto, tal como lo hizo Elizabeth Taylor en los años 60 del siglo pasado. Pero de seguro no se esperaba la ola de críticas que se levantaría tras el anuncio. Por un lado, están los que opinan que una actriz de raza blanca como la israelí, no debería interpretar el personaje de una reina del norte de África, pues según los críticos, ese rol debería desempeñarlo alguien de raza negra o árabe.

La directora Patty Jenkins repite trabajando con Gal Gadot en la futura versión de Cleopatra.

La opinión pública volcada contra la elección de Gal Gadot para el papel, considera que esta decisión le da continuidad a uno de los más grandes flagelos de Hollywood conocido como el "whitewashing" (blanqueado), que se les aplica a personajes de la historia que están muy lejos de pertenecer a esa raza.

La guionista de la película sobre Cleopatra Laeta Kalogridis, defendió a Gadot tratando de desviar la atención con un argumento un poco más histórico sobre el personaje. “Increíblemente emocionada de tener la oportunidad de contar la historia de Cleopatra, mi faraona ptolemaica favorita y posiblemente la mujer griega macedonia más famosa de la historia”.

Pero ni la defensa del origen presumiblemente europeo de Cleopatra, cosa difícil de probar, pudo contener a los detractores de la selección de Gadot para darle vida. La influyente periodista árabe Sameera Khan, escribió una serie de trinos en los que cuestionaba la selección de la actriz israelí para el personaje, lo cual analizó desde un punto de vista político.

“¿Qué idiota de Hollywood pensó que sería una buena idea elegir a una actriz israelí como Cleopatra (una que se veía muy suave) en lugar de una impresionante actriz árabe como Nadine Njeim? Y la culpa es tuya, Gal Gadot. Tu país roba tierras árabes y tú les estás robando sus papeles cinematográficos”, escribió la periodista.

A partir de este comentario, las redes se llenaron del debate político que separa a árabes y judíos en Medio Oriente, con las acusaciones y defensas del caso. Lo cierto es que ya los creativos de la nueva Cleopatra interpretada por la israelí Gal Gadot, lograron su objetivo: estar en boca de todos.

José Marcano

Periodista con experiencia en radio, tv y medios digitales. Locutor de radio y voice over+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias