Maradona: La vida privada del más humano de los dioses

Maradona: La vida privada del más humano de los dioses

Como toda figura pública que levanta un alto interés de los medios, su vida privada es de todo menos privada. Tanto en la cancha como fuera de ella, los ojos de la prensa estuvieron siempre sobre el “pelusa” para exponerlo ante la opinión pública.

El escritor uruguayo Eduardo Galeano escribió sobre Diego Armando Maradona: “Se convirtió en un Dios sucio, el más humano de los dioses, eso explica la veneración que él conquistó”. Uno de los escritos sobre el “Diez” que mejor lo definieron puertas afuera de los estadios de fútbol. Una vida llena de escándalos, muchas veces inflados por los medios, revelaron a un Diego irreverente y controversial.

Siempre perseguido por la prensa. Foto Cortesía

Luego de llevar a Argentina a lo más alto del deporte, al ganar la Copa del Mundo en 1986, su imagen estuvo sobre expuesta en los medios de comunicación, y con esa cobertura también comenzaron a buscarle los defectos que todo humano carga consigo.

Levantó la Copa del Mundo en 1986. Foto Cortesía

Lo primero fueron sus relaciones amorosas, cuestionadas por tener múltiples romances en distintos países, cosa que finalmente acabó con su matrimonio y la relación con algunos de sus hijos. Lo segundo fue su adicción a las drogas, que terminaron apartándolo de las canchas en el mundial de Estados Unidos 1994, en una polémica acción que parecía premeditada contra el deportista.

Con su hija Dalma mientras jugaba en el Nápoles. Foto Cortesía

Sus problemas con las drogas comenzaron en 1991, mientras jugaba con el Nápoles de Italia, justo después de entrar en una polémica con la FIFA por su postura contra la explotación de los jugadores de fútbol por parte de esa organización.

En 1994 tuvo un desafortunado encuentro con la prensa que lo acosaba en su residencia, cuando disparó con un rifle de aire a los reporteros que estaban acordonando su casa en Buenos Aires. Jugó su último partido con la selección argentina ese mismo año, al enfrentar a Nigeria y dar positivo a la efedrina, por lo que fue suspendido por 15 meses.

Encontró en Cuba amigos y tratamientos para recuperarse de su adicción a las drogas. Foto Cortesía

En 1996 comenzó a tratar su adicción a las drogas en Suiza, la cual continuó en Cuba en 2001, donde además profundizó su amistad con el presidente de la isla, Fidel Castro. Diego Maradona hizo amistad con líderes de la política latinoamericana de izquierda, participando además en multitudinarios encuentros políticos en diferentes países de la región.

Junto a otro de sus amigos políticos Hugo Chávez. Foto Cortesía

En 2004 comenzaron sus problemas de salud cuando sufrió una crisis cardiorrespiratoria y un cuadro de hipertensión. Se sometió a un bypass gástrico debido a su sobre peso y comenzó su faceta como presentador de programas de televisión.

Con altos y bajos en su salud, el “Diez” entrenó a diversos equipos, entre los que se encuentra la selección argentina que llegó al mundial de Suráfrica en 2010. En 2019, mientras dirigía el equipo Dorados de Sinaloa de la segunda división de México, Diego debe dejar el trabajo para someterse a una operación de una hernia abdominal.

Tuvo una vida llena de polémicas, pero nunca ensombrecida por ellos. Foto Cortesía

El 3 de noviembre de 2020 fue operado con éxito de un hematoma subdural. Durante su proceso de recuperación, falleció el 25 de noviembre de un paro respiratorio en su residencia.

Randolph Borges

Periodista con experiencia en radio, tv y medios digitales. Locutor de radio y voice over+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias