Carlos Tevez junto al actor que lo interpreta en la serie, Balthazar Murillo Carlos Tevez junto al actor que lo interpreta en la serie, Balthazar Murillo

Apache: la vida de Carlos Tevez. Qué hay de real y qué no

La serie de Carlos Tevez de la que el mundo entero habla. Qué hay de realidad y qué de ficción en la historia ficcionada disponible en Flow. Alerta spoiler.

Carlos Tevez se ganó el apodo de su barrio. "El Apache" supo inventarte y reinventarse mil veces, pero nunca perdió su esencia. A decir verdad, la vida de Carlitos es digna de una película y fue así que Adrián Caetano encontró el tono y los matices para retratar su cruda historia de vida en Apache: la vida de Carlos Tevez disponible en Flow.

Fuerte Apache es la locación donde todo sucede, donde no hay ley ni reglas, donde los que mandan son "los más pesados" y donde para salir de ahí, hay que esquivar balas y monoblocks por largos pasillos oscuros siempre temiendo la muerte a la vuelta de la esquina.

Carlos Tevez junto al actor que lo interpreta en la serie, Balthazar Murillo

A Tevez lo marcaron sus primeras horas de vida. El dolor se hizo carne en su piel con un grave accidente que sufre y le deja la cicatriz en su cara y cuello, hoy, su sello distintivo. Criado por su tía, despreciado por una madre con problemas de adicción al alcohol. Todo eso es cierto, en la vida real y en la ficción.

Toda la serie es narrada a través de los ojos de un pequeño Carlos Tevez con hambre de gloria, con ganas de embarrarse en la cancha y llegar al glorioso Boca. Este protagónico está en la piel del actor Balthazar Murillo.

Danilo, su mejor amigo, su compinche, es clave en la historia. Este personaje de ficción está anclado a la realidad. Danilo es Darío Coronel, El Guacho Cabañas. Su apodo se debe: "Guacho" porque no tenía padre y al abandono materno; el otro a que era paraguayo y tenía un estilo como el delantero xeneize Roberto Cabañas. 

La historia de Danilo es real, su final, lamentablemente también. "Estábamos todo el día juntos. Íbamos al club, a la canchita del barrio, al colegio, a todos lados… Fue un golpe muy duro para mí. La última vez que lo vi presentí que era nuestra despedida", confesó Tevez al periodista Nahuel Gallota en una nota publicada en Un Caño, en 2010.

Alberto Ajaka, el padre adoptivo de Carlos Tevez en la ficción, junto a Balthazar Murillo

En la historia del padre de Carlitos hay un desfasaje. En la serie parece que muere por defender un amigo en el bar, pero en la realidad, muere de 23 balazos en un reñido enfrentamiento.

Fabiana Trina Martínez, la madre biológica de Carlos, le puso su apellido y así fue conocido en su pase por infantiles de All Boys, hasta que llegó al Xeneize. En Boca, apenas ingresó fue Tevez. Pero antes de ser Tevez, la pelea por conseguir los papeles fue más difícil de lo que se muestra en la serie por la falta de colaboración de su madre biológica.

La vida de Carlos Tevez es cómo se ve en ese Fuerte Apache de los 70, de las calles que se tiñen de sangre y balas por la noche, y de esfuerzo del laburante de día. Carlitos nunca lo renegó, más bien sabe que es su orgullo. Y eso es lo que Caetano trata de retratar en este imperdible drama de TV, que termina siendo una radiografía de uno de los futbolistas más grande de Argentina, que lleva el corazón dorado y azul, y una sonrisa siempre en su cara. 

 ¿Te quedaste con ganas de más? Mirá el trailer.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias