The Witcher: Henry Cavill al borde de perder la visión por los lentes de contacto de Geralt de Rivia The Witcher: Henry Cavill al borde de perder la visión por los lentes de contacto de Geralt de Rivia

The Witcher: Henry Cavill casi pierde la visión por los lentes de contacto de Geralt de Rivia

Henry Cavill, el brujo más codiciado de Netflix advirtió que se "quedaría ciego" usando los lentes de contacto dolorosos de debió incorporar a su personaje como Geralt de Rivia en The Witcher. ¿Los productores no lo habían notado?

Por:  Carol E.

El vestuario de The Witcher es uno de los pilares de la adaptación de las novelas de Andrzej Sapkowski, que Lauren Schmidt Hissrich supo llevar de manera impecable a la pantalla de Netflix posicionándola como una de las ficciones más vistas en todo el mundo, y hasta desplazando a Stranger Things en Canadá. 

Parte importante del vestuario y muy destacable es el makeup, la transformación de Henry Cavill en el brujo es impresionante, así como la de Anya Chalotra en la Yennefer del pasado. Habrás notado que siempre que están cerca de un monstruo, a los brujos se le ponen los ojos completamente negros, que Yennefer tiene ojos de color morado y que los de Geralt son amarillos. Incluso algunas veces se ven extraños, como que se mueven en distintas direcciones, por eso, muchos pensaron que se trataba de efectos especiales. 

Henry Cavill al borde de perder la visión en The Witcher

Pero si bien, claro que las escenas tienen efectos especiales y de retoque, los actores tuvieron que lidiar con los lentes de contacto, lo que en el caso particular de Cavill casi le trajo graves problemas de visión

Henry Cavill - lentes de contacto en The Witcher

En una entrevista con Metro.co.uk, Henry admitió haber tenido problemas con los lentes -Yellow Cat- que tenía que usar: "Solo se me permiti�� usarlos por tres horas cada la vez, bueno, se suponía que suponía que sólo los usaría por tres horas" y agregó: "La sequedad no es el problema, sino esa parte de tu ojo, que es la única parte de tu cuerpo que recibe oxígeno del aire en lugar de sangre y si lo estás tapando, no estás recibiendo oxígeno, y durante un largo período de tiempo, dañarás tus ojos. Simplemente no vale la pena".

La técnica que se encargaba de monitorear los ojos de Henry insistió en que debería negarse a usarlos durante más de tres horas mientras rodaba la serie, pero el protagonista admitió que puede ser "un poco terco" y que continuó filmando fuera de las recomendaciones. "Y yo dije, está bien que, podemos rodar un par de horas más, estará bien" Y su asistente le dijo "No estaremos bien. Hay que sacarlos ahora".

Las palabras de su técnica volvieron para atormentarlo cuando filmaba escenas en las Islas Canarias, donde voló polvo del suelo y se le metió detrás de la lente, no lo notó y se rascó el ojo: "No me di cuenta de que me estaba picando, así que volvimos a Budapest después de nuestro viaje a las Islas Canarias, pero llegó el punto en que realmente no pude mantener los ojos abiertos, mis ojos estaban llorosos, tuve que tratar de lavar todo el ojo para calmar la irritación, fue muy doloroso", confesó.

Por suerte, su técnico se dio cuenta de lo que estaba sucediendo después de encontrar al actor en las sombras del set con los ojos cerrados porque no podía manejar el brillo y Henry no tuvo más remedio que seguir sus indicaciones para recuperarse. ¡Un trabajo de riesgo para Geralt que ha tenido que sortear este y otras consecuencias más de la ficción!

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias