Una carrera increíble para la actriz que en sus inicios “no era suficiente”

Ningún inicio es fácil y Bell habla de las dificultades que tuvo que afrontar mientras se abría camino entre la envidia y la falta de empatía.

Kristen Bell ha llenado las pantallas con su talento siendo la última entrega de Frozen su más reciente proyecto, en el que le da voz a Anna, hermana de Elsa.

Pero no todo ha sido color de rosa, pues en sus inicios la actriz tuvo que enfrentar señalamientos y juicios sin sentido que la llevaron inclusive a dudar de ella misma.

“Bueno, no eres lo suficientemente bonita como para interpretar a la chica bonita, pero no eres lo suficientemente peculiar o lo suficientemente rara como para interpretar a la chica extraña ".

Este tipo de comentarios, que resulta obvio que no hablan de su talento, hicieron que Bell vacilara y se preguntara si realmente este era el camino que deseaba tomar.

"Pensé está bien, ¿eso sólo significa que no puedo ser actriz? ¿Qué significa eso?”.

Agradece que las cosas en Hollywood hayan mejorado, aunque no del todo cambiado, y hoy se pueda tener una apreciación más amplia del talento de las personas.

"Creo que a medida que crecí, esas cajas han cambiado y (casi) se han ido”

Para todas aquellas personas que dudaron de Kristen Bell en sus inicios, el 6 de abril inicia su participación en una serie producida por Jennifer López, en compañía de personalidades destacadas en dónde nada más y nada menos, obsequian millones de dólares.

¿Seguros que tomaron la decisión adecuada?

Más Noticias