El personaje de Robert Downey Jr. abrió las puertas al más grande universo cinematográfico de la historia. Foto Marvel

El Universo Marvel no sería lo que es sin el Tony Stark de Robert Downey Jr.

Cuando todo comenzó con Iron-Man en 2008, parecía un reto demasiado grande irrumpir en la gran pantalla con un nuevo universo de superhéroes, sobre todo si el actor con el que se contaba era Robert Downey Jr. Hoy el tiempo ha dado la razón a los que apostaron por él.

Iron-Man llegó al cine en medio del éxito que ya tenían personajes como Batman o Spider-Man. Era muy difícil imaginar que un personaje con una fama limitada dentro de los comics de Marvel, tuviese un éxito similar al que ya habían alcanzado otras franquicias. Mucho menos se podía pensar en que esta película en 2008 abriría las puertas a la franquicia más grande de todos los tiempos: el Universo Cinematográfico de Marvel Studios.

Las razones de la duda, se afincaban en la poca popularidad del personaje creado por Stan Lee, pero también en el mal momento por el que acababa de pasar Robert Downey Jr. un actor del que siempre se pensó que había desperdiciado su talento entre el abuso de sustancias y los conflictos que le llevaron a la cárcel.

Pero si alguien creyó siempre en que todo esto marcharía bien, fue Jon Favreau, director del film, quien vio en el actor todo lo que él necesitaba para su Tony Stark. Con Iron-Man (2008) se recaudó 585 millones de dólares en todo el mundo y fue posible hacer realidad la saga de Vengadores.

Recientemente el actor Clark Gregg, que interpreta al agente de SHIELDS Phil Coulson, definió esta etapa de la siguiente manera: “Desde el momento en que vi que Jon Favreau estaba dirigiendo esta película de Iron Man con Robert Downey junto a Gwenyth Paltrow y Jeff Bridges, supe que si Robert podía aparecer y, ya sabes, convertirse en el talento que nosotros hemos esperado que él pudiera ser, ya sabes, con los problemas de adicción, que sería una de las mejores versiones, la mejor versión posible que podría haber existido. Y realmente, realmente lo clavó”.

Hoy Iron-Man es el personaje más carismático del Universo Marvel y se ha ido luego de su sacrificio en Avengers: Endgame. Aún se le extraña y más temprano que tarde tendrán que buscarle un reemplazo como líder de los Vengadores, aunque sabemos que lo que hizo Robert Downey Jr. es irrepetible.

Clark Gregg, quien interpreta al agente Coulson, explicó la relevancia que tiene Robert Downey Jr. para el éxito del Universo Marvel. Foto Marvel

En busca del líder de los Vengadores

Tan grande ha sido el vació dejado por Tony Stark y su Iron- Man, que aún no ha posido llenarse con otro personaje. De hecho, en producciones posteriores, ni siquiera su compañero Iron-Patriot, ha hecho aparición.

Pero no hay que dudar de que Marvel está buscando un líder sustituto, y prueba de ello es el reciente tráiler de la película “Eternals”, que hace mención a la falta del Capitán Rogers (Capitán América) y Iron-Man (Tony Stark), y a la necesidad de buscar un reemplazo de estos fallecidos personajes en los Vengadores. La mención es una forma de homenajear a ambos personajes que los fans han agradecido.

Randolph Borges

Periodista aficionado al maravilloso mundo de los comics y las películas de ciencia ficción. Locutor de radio y voice over+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias