La historia de los estudios MGM es tan glamorosa como inestable. Foto Cortesía

¿Hizo buen negocio Amazon Prime comprando los estudios MGM?

Los históricos estudios han sido por décadas el símbolo del glamour, la distinción y la bonanza de Hollywood, pero de eso hace mucho tiempo ya. Lo que hoy queda de estos emblemáticos estudios es una historia riquísima y unos retos muy grandes por enfrentar, aunque ya con otro perfil.

Las generaciones más jóvenes asocian el león de la MGM como un símbolo de películas de un pasado muy remoto. Y tienen razón. Los estudios tuvieron su fama mucho antes de que la mayoría de las personas que hoy tienen unos 25 o 30 años, nacieran, lo cual deja casi por fuera del imaginario de estos tiempos a los clásicos estudios.

El hecho de que hoy Amazon Prime haya decidido comprar los icónicos estudios para rodar y producir allí sus productos para su canal streaming, no dista mucho de lo que ha sido la historia de estos estudios a lo largo de su existencia.

Los estudios MGM cedieron en la batalla entre el cine y la televisión streaming. Foto MGM

Fundados en 1924, la Metro Goldwyn Mayer, nace de la fusión de varios inversionistas interesados en hacer negocio con el floreciente mundo del cine. Logran hazañas como las primeras producciones en tecnicolor y las primeras películas con diálogos. También empiezan a competir con el fichaje de grandes estrellas del cine, lo que le dio la fama de tener “más estrellas que el cielo”.

Sin embargo, la vida de los estudios siempre estuvo marcada por el despilfarro. Enormes inversiones en costosísimas producciones que no recaudaban lo necesario, pésimas ideas para nuevas películas y el daño que le hizo su relación con la cadena hotelera MGM, que prácticamente arruinó a los estudios, son parte de una historia tan dramática como muchos de sus clásicos.

MGM se declaró en bancarrota en 2010 mientras era propiedad de Sony, que pagó por los estudios 5 mil millones de dólares, de los cuales 2 mil millones eran para cancelar deudas de la compañía.

Hoy Amazon Prime Video compra los estudios MGM como si se tratara de una munición más para la guerra entre las actuales potencias del entretenimiento streaming. Allí producirá nuevos contenidos exclusivos para esta plataforma y quedará en el olvido el brillo de una época de derroche y glamour.

Las películas de Rocky podrán ser vistas por Amazon, pero también la plataforma podrá explotar la franquicia. Foto MGM

Una atadura en el contrato

La joya de la corona que se lleva Amazon Prime con la compra de los estudios MGM, es que obtiene los derechos exclusivos de la franquicia de James Bond, una de las más apetecibles del cine actual y que está por renovarse con la ubicación de un nuevo agente 007, papel para el que hay varios candidatos de renombre.

Pero hay una letra chiquita en ese contrato, ya que para los fines creativos, Amazon dependerá de las decisiones creativas de Barbara Broccoli y Michael G. Wilson, productores guardianes de los derechos del personaje que no son fáciles de llevar. Tal vez el último guiño de ferocidad que queda para la MGM de su viejo león cansado.

Aún así, la plataforma de contenidos para televisión sale ganando y se hace con uno de los estudios más poderosos y mejor equipados para competir en el mundo del streaming.

Randolph Borges

Periodista aficionado al maravilloso mundo de los comics y las películas de ciencia ficción. Locutor de radio y voice over+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias