Robert Downey Jr y su personaje Iron-Man, fueron columnas del Universo Marvel, Foto Getty Images

Marvel se ha quedado huérfana sin el Tony Stark de Robert Downey Jr.

La franquicia sigue desarrollando proyectos para cine y televisión a más no poder, pero no ha conseguido reemplazar lo que simboliza el veterano actor para la serie de películas de su Universo tras la muerte de su personaje en Avengers: Endgame.

Cuando en 2008 la primera película de Iron-Man debutó en las carteleras, el mundo del cine estaba en presencia de un fenómeno que cambiaría la historia del séptimo arte por lo menos en la próxima década. El nacimiento del Universo Marvel trajo de regreso las películas de superhéroes con un impulso que nunca se tuvo anteriormente.

Uno de los principales puntos de atención, no descansaba solamente en los efectos especiales, en las historias de seres fantásticos con superpoderes o buenos argumentos en los guiones; el centro de todo ello era el carisma de un actor: Robert Downey Jr.

Para el intérprete, el momento supuso el resurgir de su carrera cinematográfica después de algunos tropiezos en su vida personal, pero para la franquicia significó el inicio de una máquina de hacer dinero que no ha parado un solo momento.

Lamentablemente para Marvel, pero sobre todo para los fans, Robert Downey Jr se despidió de su personaje de Tony Satrk/Iron-Man en Avengers: Endgame, cuando se inmoló para salvar a la humanidad de las manos de Thanos. Desde entonces, los estudios están buscando un sustituto carismático que entusiasme al público de la misma manera que el popular actor.

Eso no quiere decir que otros actores de este universo no lleven multitudes a las salas de cine, pero todos sabemos que no es lo mismo.

Explorando opciones

Para Marvel, la responsabilidad de llenar las salas de cine y cautivar la atención de las audiencias, ha recaído en Chris Hemsworth. El intérprete de Thor, sigue siendo una de las estrellas más valoradas de los Avengers y la esperanza de seguir cautivando a las masas con su carisma. También han puesto el foco en Tom Holland, que ha revitalizado la franquicia con su frescura, pero el actor se despedirá de Spider-Man luego de la tercera entrega, no sabemos si definitivamente.

Otros actores como Simu Liu como Shang-Chi o Benedict Cumberbatch como Dr. Strange, pueden ser una apuesta, pero hasta ellos saben que llenar el vacío de Robert Downey Jr en la franquicia no será cosa fácil.

A Marvel le queda una carta bajo la manga con la película Eternals. Allí confiarán en el talento de artistas consagrados como Angelina Jolie, Salma Hayek o emergentes como Kit Harington, para volver a emocionar como una vez pasó con el intérprete del carismático Tony Stark.

Randolph Borges

Periodista aficionado al maravilloso mundo de los comics y las películas de ciencia ficción. Locutor de radio y voice over+ info

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias