Diego Boneta en "Luis Miguel: La serie". Foto: Instagram

Netflix revela cómo Diego Boneta se transformó en el Luis Miguel más maduro

El trabajo de cinco personas y cuatro horas de maquillaje necesitó el actor mexicano para convertirse en “El Sol” en esta segunda temporada en la que además tuvo que sumarse años. 

Por:  Redacción PLEY

La transformación de la imagen más madura de Luis Miguel, en la serie de Netflix que refleja la vida del El Sol de México, estuvo a cargo del reconocido maquillador mexicano Alfredo Mora. Y en esta entrevista con Teleshow, El Tigre -como lo apodan en un mundo del que goza un gran prestigio- cuenta cómo es el proceso en el cual Diego Boneta se convierte en el ídolo, tanto en el juvenil de 20 años como el Luis Miguel maduro, de 35.

“Diego es una persona muy meticulosa y perfeccionista, y creo que estuvo muy, muy, muy atento a los detalles de cómo explotar mejor el prostético”, destaca Mora, quien además habla sobre cómo fue trabajar en pandemia para la segunda temporada de la serie (a estrenarse el 18 de abril), y conseguir un aspecto muy bien logrado de Luismi, que incluso sorprenderá a sus fans.

—¿Cuál fue el reto más importante de esta segunda temporada de la serie?

—Lograr que se viera un cambio en la edad de Luis Miguel, sin caer en la exageración. Ese fue el reto más grande. Sabes que lo más difícil de un maquillaje especial es igualar la realidad. Porque cuando haces un monstruo, digo, nadie ha visto un monstruo, entonces como lo hagas está bien. Pero hacer a alguien real es un reto impresionante, porque si lo haces un poquito de más, se nota. Si lo haces de menos, se nota. Tiene que ser en el punto exacto.

—¿Y cuál fue el punto exacto?

—El reto fue no pasarnos y mantenerlo justo en el punto en donde, ahora que veamos esta segunda temporada, te sorprenda el ver estas dos líneas de tiempo: un Luis Miguel más maduro. Y lograr eso fue un reto que, desde mi apreciación, se logró muy bien.

—¿Le costó mucho este proceso hasta llegar a crear al Luis Miguel que vamos a ver?

—Sí, fue una labor de equipo. Lógicamente, uno solo no puede hacer nada. Siempre necesitas gente que te ayude. Y al final, con el equipo que se armó, logramos que se viera muy bien.

—¿Cuántas personas conforman su equipo?

—Estamos hablando de cinco personas del equipo de maquillaje y caracterización, dedicadas solo para el personaje.

—¿Cuánto tiempo se tarda en hacer a un Luis Miguel maduro?

—Cuando empiezas a aplicar por primera vez el prostético, puede haber un margen de error, aunque tratamos de que no lo haya. Así es que, desde que el protagonista se sienta hasta que sale, en un inicio eran cuatro horas, pero logramos bajarlo a dos horas y media.

Diego Boneta en "Luis Miguel, la serie". Foto: Instagram

—¿Cuántos días te llevaron de prueba hasta encontrar al Luis Miguel que vamos a ver?

—Fueron varias pruebas. Yo creo que fueron alrededor de cuatro o cinco pruebas. Porque, lógicamente, como uno quiere que sea perfecto, pues, mientras más pruebas tengas es mucho más sencillo corregir errores. Y fue lo que hicimos.

—¿Cómo fue el primer día de rodaje?

—Siempre existen los nervios de la primera vez, aunque ya hayas hecho pruebas. Al final, imagínate, se va a poner frente a una cámara y ahora sí no hay vuelta atrás. Lo que hagas en ese momento es lo que va a ver toda la gente. Entonces ese primer día pues es muy emocionante, y yo creo que hablo por todo el equipo porque, por ejemplo, las pruebas las hacemos a puerta cerrada, entonces poca gente ha visto lo que estamos haciendo. Ese primer día de rodaje al final lo va a ver todo el club.

—¿Quiénes fueron las primeras personas que vieron al nuevo Luis Miguel?

—Fíjate que estoy haciendo memoria de cuál fue la primera escena que rodamos ya con él caracterizado, pero no tengo ese dato exactamente, aunque te puedo decir que el primero que lo vio fue el director.

—¿Y qué dijo cuando lo vio?

—(Risas) Se sorprendió y le dio una vuelta alrededor, sabes. Como para completarlo. Al final los prostéticos y la caracterización son como el truco del mago, nadie sabe lo que está pasando dentro, entra un Diego Boneta jovial y amable, y sale un Luis Miguel maduro.

—¿Cómo se comportó Diego Boneta ante este nuevo desafío corporal?

—Diego lo hizo muy bien, porque si bien los prostéticos están adheridos a tu piel y hacen los movimientos que tú tienes normalmente, es un volumen que tu cara no tiene de manera normal y tienes que mediar, por decirlo así, con tu nueva cara. Diego es una persona muy meticulosa y perfeccionista, y creo que estuvo muy, muy, muy atento a los detalles de cómo explotar mejor el prostético.

—¿Cómo fue rodar en pandemia?

—Al final, tú sabes, fue un proceso mundial y lo que hicimos fue tener todos los protocolos de seguridad, adherirnos a los mandatos gubernamentales. O sea, creo que fuimos un equipo disciplinado que cumplió al pie de la letra lo que se tenía que hacer para evitar cualquier contagio y poder trabajar. Yo creo que es muy bonito trabajar con un equipo disciplinado, porque pudimos seguir haciéndolo.

Con información de Infobae 

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias