Hillary Swank: Tras ‘la maldición de los Óscar’ y su reencuentro con la gran pantalla

Con una cualidad enorme para abrir el corazón, la actriz estadounidense y ganadora de dos premios Oscar vivió tres años separadas del cine pero ha vuelto.

Hilary Ann Swank cuenta actualmente con 45 años de edad y ha estado activa en la industria cinematográfica desde 1991 con una interrupción en su carrera debido a la enfermedad de su padre. Suzy Sachs (productor) fue quien la descubrió a corta edad y exploró su lado teatral, dejando muestras de sus dotes interpretativos.

A los 16 años se muda con su madre a Los Ángeles, donde comenzaría sus estudios de arte dramático y a actuar profesionalmente en teatros locales. Sin duda una joven Hillary con una gran condición física que se ganaría un espacio en ‘Karate Kid III’. Tras su rol protagónico, su trabajo fue demandado por muchos en la industria.

Hillary Swank

Tuvo una ardua preparación viviendo como un hombre y rapándose la cabeza para dar vida a Brandon Teena, un transgénero en ‘Boys don't cry’ actuación con que se llevaría el Oscar a mejor actriz protagonista para 1999. La actriz más adelante confesó que la cinta marcó un período de crisis de identidad tras la interpretación.

Obtuvo papeles secundarios al lado de figuras como Keanu Reeves en ‘Sam Raimi’ (2000) o Al Pacino y Robin Williams en ‘Insomnio’ (2002), en el  año 2004 gaño un Globo de Oro por ser Alice Paul en ‘Iron Jawed Angels’ (2004).

Por mal o por bien, Swank parecía víctima de la ‘maldición de Hollywood’ tras haber ganado su Oscar muy jóven, las pocas ofertas buenas la hacían pensar en un retiro forzado; en 2004 Clint Eastwood le ofreció el guión para hacer de boxeadora en ‘Million Dollar Baby’, que la conduciría a un Oscar por la misma categoría principal.

Million Dolar Baby

Luego de ese año recolectó protagonismos medianamente exitosos como en ‘Amelia’ (2009), ‘Freedom Writers’ (2007) y ‘The Reaping’ (2007), para luego retirarse involuntariamente por tres años a raíz del cáncer de pulmón que casi se cobra la vida de su padre.

El papel con el cual volvió al cine es una película independiente en la interpretación de una mujer que vuelve a cuidar a su madre y que “está tratando de reencontrar su camino, como yo”, sin duda ha vuelto a tope con sus proyectos durante estos últimos años demostrando que quiere seguir contando historias que “conecten” consigo misma.

En 2019 apareció con su genial interpretación en la cinta de ciencia ficción ‘I am Mother’ y ya en 2020 es parte del thriller británico ‘La Cacería’.

Más Noticias